Los que nos visitan ;)

Aprendamos idiomas!!

martes, 3 de septiembre de 2013

Temporada innecesaria...



Buenas noches, chicos!! Como ya sabéis, la última temporada de Skins ha concluido, lo que supone el final de una gran serie. ¿Qué opino de ese final? Pues, como dice el título de esta entrada, era totalmente innecesario. Desde mi punto de vista, deberían haberlo dejado tal y como estaba o, en caso de querer mostrar la vida adulta de los chicos, joder, ¡contadla de todos! ¿O es que caso soy la única a la que le interesaría saber como se las iba a apañar Tony (Nicholas Hoult) en la universidad tras su accidente? ¿O si Pandora (Lisa Backwell) y Thomas (Merveille Lukeba) retomarían su relación? Por no hablar de la tercera generación, que, directamente no tiene representación en esta temporada, vale que estén un poco marginados, pero, ¡me hubiese encantado ver a Alo (Will Merrick) siendo un padre primerizo! En fin chicos, que no me han resulto la mayoría de incógnitas que os conté que me hubiese gustado que se resolviesen. Pero bueno, como buena seguidora que he sido y seré de Skins, os hablaré del final de esta gran serie (siento que llegue con retraso, pero he visto el último capítulo hace un par de días, pues he estado casi un mes fuera y sin internet xD).


En Skins Fire, vemos a una Effy (Kaya Scodelario) de 21 años que ahora trabaja en bolsa (o algo por el estilo) comparte piso con Naomi (Lily Loveless), a la cual solo le interesa la fiesta y vaguear, por lo que Effy le pide que se busque un trabajo y, Naomi, se hace cómica, cosa que no le funciona mucho al principio, pero luego consigue hacerse bastante famosa. A todo esto, sigue con su relación con Emily (Kathryn Prescott), quien está estudiando en Nueva York. Volviendo a Effy, ella trabaja como secretaria, pero ya sabéis, es una muchacha que quiere destacar y ser la líder, por lo que intenta ascender puestos en su empresa, para lo cual, utiliza a su amigo Dominic (Craig Roberts), que no sé en que coño trabajará, pero como que sabe secretos de estado (si alguien sabe exactamente lo que es, por favor, que me lo explique xD). El pobre muchacho, está enamorado de ella, por lo que, cuando Effy le pide que utilice esos "secretos", lo hace, aunque le cuesta un poco aceptar. Total, que Effy utiliza esa información para que su empresa gane dinero, lo que hace que su jefe, Jake (Kayvan Novak, uno de los protagonistas de Sirens, que, si tenéis oportunidad de ver esa serie, vedla: ¡ver a Richard Madden (Robb Stark en Juego de tronos) haciendo de gay no tiene precio! Son solo 6 captulillos, ¡no cuesta nada!) se fije en ella y acaben manteniendo una relación. El caso es que el gobierno descubre a Effy y a Dominic y les dice que van a ir a la cárcel. Ella le pide ayuda a Jake, pero este, le da la espalda. A todo esto, se suma que le diagnostican a Naomi un cáncer terminal y que Emily se enfada con Effy porque puede pasar tiempo con ella (cosa que Emily no puede por estudiar fuera) y no lo aprovecha. ¿Cómo resuelve Effy la situación? Diciéndole a la policía que Dominc no tiene ninguna culpa de lo sucedido, entregándose y yendo a la cárcel, sonriente, lo que nos indica que, a pesar de todo, está bien. La historia de Effy la verdad es que es la que más me ha gustado de las tres, básicamente, porque es el personaje por excelencia de la serie, porque al contrario que en los otros dos capítulos, aparecen más personajes, mostrándonos lo que fue de ellos tras la serie y, en general, la trama ha sido la más rara, es decir, digna de Skins xD.

                                                        

En los dos siguientes capítulos, nos encontramos a Cassie (Hannah Murray) quien, a sus 23 años, ha regresado a Inglaterra después de haber estado de viaje con su novio (no dicen nada, pero como que dan a entender que se trata de Sid (Mike Bailey)) y haber roto con él. Ahora, trabaja de camarera, vive en lo que parece ser una residencia de estudiantes y mantiene relaciones con un compañero suyo de trabajo: Yaniv (Daniel Ben Zenou). Un día, estando en el trabajo, una chica se le acerca y le dice "sí, eres tú", a lo que Cassie se queda loquísima (normal, por otra parte). La chica le enseña una página web en la que hay un montón de fotos suyas, pero Cassie no sabe quién las ha tomado. Con la ayuda de Maddie (Charlene McKenna, que, por cierto, también sale en Sirens), una amiga suya de la residencia, descubre que la mayoría de las fotos se han tomado desde el edificio de en frente de la residencia, con lo cual va allí y descubre que la persona que hace las fotos es Jakob (Olly Alexander): el chef de la cafetería donde trabaja. Este le explica que no tiene ningún interés sexual en ella: que solo toma las fotos por el mero hecho artístico. Aunque al principio se enfada con él y le quita su cámara, acaba accediendo a que continúe tomándole  fotos, solo que con sus condiciones. Van a Gales a visitar a Marcus (Neil Morrissey) y Reuben (Bobby Pearse), padre (alcohólico) y hermano (desatendido) de Cassie, respectivamente, y allí Jakob toma fotos a Reuben y a Cassie, fotos que, luego ella ve en un club una noche que sale de fiesta con Maddie. Poco después, recibe una oferta de un fotógrafo para trabajar como modelo (afirmando el tópico de que todas las modelos son anoréxicas, bueno, ex-anoréxica, en este caso). Esto hace que Jakob se enfade porque se ha dejado fotografiar por alguien que no es él y, encima, por dinero. Su enfado aumenta cuando ve a Cassie besar a Yaniv (aquí os aclaro que Cassie y Jakob se habían dicho mutuamente que se querían). El caso es que Yaniv y Jakob se dan de hostias y, poco después, abandonan el país. Maddie se muda de la residencia, con lo cual, Cassie, sola, vuelve a Gales. Su padre está planeando un viaje a Italia con Reuben para empezar de nuevo, pero Cassie le propone irse solo y que Reuben se vaya a vivir con ella a Inglaterra. Aceptan. El capítulo acaba con Cassie diciéndole a su hermano que todo va a ir bien, mientras le cortan el pelo a éste.
Para mi, sinceramente, esta ha sido la peor historia de las tres. No sé, he echado de menos más acción: la trama ha sido bastante flojilla, así como el final, que es demasiado feliz. También me ha faltado una historia de amor como la que tenía con Sid. Personalmente: Cassie era un personaje que tenía muchísimo juego y, en dos capítulos, se lo han cargado.

                                                     

Los dos últimos capítulos de la serie narran la historia de Cook (Jack O'Conell) quien, a sus 21 años, trabaja de narcotraficante en Machester y mantiene una relación estable con Emma (Esther Smith): una joven que trabaja en una gasolinera. Un día su jefe Louie (Liam Boyle) le pide que acompañe a su novia Charlie (Hannah Britland) a buscar piso y, Cook, lo hace sin problemas. Ambos empiezan a sentirse atraídos el uno por el otro. Poco después, Louie da una fiesta e invita a Cook y Emma. Allí, toman unas drogas que les da Jason (Lucien Laviscount): compañero de trabajo de Cook. Estas drogas no le sientan muy bien a Cook, por lo que él y Emma salen fuera. Mientras ella va a buscarle un trago de agua, él oye un ruido en el parking y va a ver que pasa. Pilla a Jason y a Charlie en plena faena, y éste le golpea diciéndole que no diga nada a Louie. Se va y Emma le encuentra y le lleva a su piso. Una vez allí, Charlie le llama y Emma empieza a sospechar que algo le pasa, por lo que le pide que le cuente qué le pasó. Cook se va y va a recoger a Charlie y le dice lo mismo que Emma: qué le cuente que le pasó, y él le dice que mató a alguien (refiriéndose a John Foster, el psicólogo de Effy, os acordáis, ¿verdad? Como para no...), ella le dice que, aún así, es buena gente y...se ponen a darle al tema. Son interrumpidos por una llamada de Louie, que le dice que lleve a Charlie a la casa nueva. Allí están Louie, Rob (Jamie Michie) , que es uno de los hombres de Louie, y Jason. Louie dice que sabe que Charlie se está tirando a uno de sus empleados. Le ordena a Rob que coja a Jason y le ahogue en la piscina y, este, lo hace. Tras la muerte de Jason, Louie coje a Charlie y se la lleva a otra habitación, momento que usa Cook para ir a casa de Emma y pedirle que huyan juntos. En plena huida, Charlie le llama y le pide que vaya a buscarle, lo que hace, aunque Emma no está muy contenta. Se esconden en la casa de los padres de Emma (cosa que no les hace mucha gracia, sobre todo al padre, ya que su hija ha estado dos años sin hablarles), pero resulta que el coche tenía un chip localizador y Louie les encuentra. Le dice a Charlie que vuelva con él, pero ella está asustada y no quiere, por lo que Louie se va. Aunque parece que va a dejarles en paz, Cook no se fía, y le dice a las chicas que recojan sus cosas y escapen a patita. En su huida, encuentran el coche de los padres de Emma abierto y vacío, lo que provoca que se ponga histérica. Cuando paran a descansar, Emma parece dormir, momento que aprovecha Charlie para besar a Cook y pedirle que la escoja. Emma lo ve y huye cuando los otros dos duermen. A la mañana siguiente, la encuentran colgada de un árbol al lado de Louie. Él y Cook tienen una gran pelea, que termina ganando Cook. Le dice que la policía llegará, le interrogará y pasará una buena temporada en la cárcel. A Charlie le dice que huya en el coche de Louie. Ella le pregunta si volverá a verle y él dice que no. La historia termina con Cook cubriendo el cuerpo de su novia y huyendo de nuevo. Con respecto a esta trama, deciros que me ha parecido demasiado hardcore: el momento de la muerte de Jason y de Emma ahorcada me hicieron preguntarme si estaba viendo Skins o El internado. ¿Y qué ha sido de los padres de Emma? ¿Dónde están? Aparte, me hubiese gustado ver a Cook en plan yendo a ver a Effy a la cárcel y pidiéndole ayuda, visitando la tumba de Freddie (Luke Pasqualino) o llamando a JJ (Olli Barbieri) en plan para despedirse de él si Louie le hacía algo. Vamos, en resumen, que, aunque no me ha gustado esta historia, reconozco que la idea no era mala y que podrían haberla sacado adelante mejor y explotarla más.

Y hasta aquí la séptima y última temporada de Skins que, como ya os he dicho, no era necesaria, deberían haber dejado las historias tal y como estaban o, en su caso, que hubiesen hablado de todos los personajes, pues, como ya sabéis, a la mayoría se les coge cariño con facilidad, y me hubiese gustado saber qué ha sido de ellos.

Bueno chicos, pues me voy a ir a dormir, que ya toca xD

Un besooo, pequees!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cosillers comentaron